Las sustancias que agotan la capa de ozono (SAO) son sustancias químicas clorinadas, brominadas o fluorinadas producidas por el hombre con potencial para reaccionar con las moléculas de ozono de la estratosfera, provocando su rompimiento y destrucción a través de en una reacción fotoquímica en cadena. La capacidad de destrucción de una SAO en la atmósfera puede superar los 100 años.

Los principales tipos son:

Clorofluorocarbonos o CFC: Fueron creados en 1928 como refrigerantes, propelentes en aerosoles, solventes, agentes espumantes y en otras aplicaciones menores. En Costa Rica fueron prohibidos a partir del año 2010.

Hidroclorofluorocarbonos o HCFC: Estos compuestos fueron introducidos en la década de los noventas como sustitutos de los CFC. Entre sus aplicaciones podemos citar, refrigeración, espumas solventes y aerosoles. Estas sustancias tienen un menor potencial de agotamiento de ozono, pero son potentes gases de efecto invernadero. Actualmente su importación está restringida a través de cuotas de sustancia.

Halones: Estas sustancias son utilizadas principalmente como agentes extintores de fuego. Su uso se prohibió desde el año 2010.

Bromuro de metilo: Esta es una sustancia de uso agrícola utilizada para la desinfección de suelos. También se utiliza para la desinfección de madera de exportación en  cuarentena y preembarque.

 

Alternativas a las SAO  

Hidrofluorocarbonos: Estas sustancias han sido promovidas como alternativas a los CFC y los HCFC ya que no agotan la capa de ozono, pero presentan un alto potencial de calentamiento global, por lo que Costa Rica las regula desde el año 2010.

Hidrocarburos (Ciclopentano, Isobutano, Propano entre otros): Estos compuestos no agotan la capa de ozono y su potencial de calentamiento global es mínimo, pero algunos de ellos son inflamables por lo que su utilización está sujeta a la aplicación de medidas de seguridad y minimización de riesgos.

 

Protocolo de Montreal

El Protocolo de Montreal relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono se firmó en 1987 y entró en vigor en 1989, con el objetivo de asistir técnica y financieramente a los países que forman parte de él, en la reducción gradual de la producción y el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono, disminuyendo de esta manera su liberación a la atmósfera.

Para asistir a los países en el cumplimiento de sus compromisos con el Protocolo de Montreal, se crea en 1991 el Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal. El Fondo brinda apoyo a los países en desarrollo cuyo nivel de consumo anual de las sustancias agotadoras de ozono (SAO) sea inferior a 0,3 kilogramos per cápita. En la actualidad, 148 de las 197 Partes en el Protocolo de Montreal reúnen estos criterios y se les conoce como los países del Artículo 5.

El Fondo Multilateral está dirigido por un Comité Ejecutivo, con igual número de miembros de países desarrollados y de países en desarrollo.

La asistencia a los países está dirigida hacia la reconversión industrial, asistencia técnica, capacitación y creación de capacidades, lo cual se ha traducido en la eliminación de más de 460.000 toneladas de PAO (Potencial de Agotamiento de Ozono) de sustancias controladas.

La universalización del Protocolo de Montreal es la culminación de muchos años de esfuerzos por parte de la comunidad internacional para garantizar que los tratados sobre la protección del ozono sean aplicados a nivel mundial.

Costa Rica ratificó el Protocolo de Montreal a través de la Ley 7223 en 1991, y actualmente ha sido ratificado por 196 países más, incluyendo las grandes potencias del mundo.

Este texto ha sido ajustado y enmendado en 5 ocasiones, con el fin de introducir medidas de control para nuevos grupos de sustancias e ir eliminando gradualmente el consumo de estas. Costa Rica aprueba la última Enmienda al Protocolo de Montreal “KIGALI” relacionada con la reducción de los hidrofluorocarbonos, el 20 de diciembre de 2017 mediante la Ley 9522, y a setiembre 2020 a nivel mundial, ya se contabilizan más de 100 ratificaciones.

Enmienda de Kigali

La Enmienda de KIGALI propone reducir gradualmente la producción y el consumo de los hidrofluorocarbonos (HFC), sustancias que, si bien no agotan la capa de ozono, algunas de ellas cuentan con un potencial de calentamiento global significativo.

La Enmienda de Kigali permitirá una reducción de al menos el 80% de la producción y el consumo previstos de hidrofluorocarbonos (HFC) durante los próximos 30 años, constituyéndose en el acuerdo de mitigación del cambio climático más importante, rápido y seguro del mundo a corto plazo; logrando evitar hasta 0,1 °C de calentamiento para 2050 y 0,4 °C para el final del siglo.

Según datos de la Secretaría de Ozono las estimaciones sugieren que para el año 2100 las emisiones evitadas producto de la aplicación de esta Enmienda podrían llegar a 420 gigatoneladas de CO2 equivalente, lo que equivale a más de 10 años de las emisiones anuales actuales de CO2 debidas a actividades humanas. Es fundamental que continuemos aunando esfuerzos para mitigar el cambio climático y salvaguardar la salud humana y los ecosistemas.

Para conocer más sobre la Enmienda de Kigali y su implementación les invitamos a revisar el material preparado por el Programa Acción por el Ozono de ONU Ambiente:



 

Proyectos:

  1. Fortalecimiento Institucional de la Oficina Técnica del Ozono

Este proyecto financiado por el Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal inicia su ejecución en 1993 con la Fase I y se extenderá el 2016 en su fase X. La Unidad ejecutora es el Ministerio de Ambiente y Energía y la agencia implementadora es el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

El objetivo del proyecto es coadyuvar en el fortalecimiento institucional de la Oficina Técnica del Ozono, quien es la encargada de desarrollar todas las acciones necesarias para reducir gradualmente el consumo de sustancias agotadoras de la capa de ozono a nivel nacional.

Las acciones desarrolladas se suman a los esfuerzos que ha venido realizando el país, en coordinación con el Protocolo de Montreal y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con el fin de propiciar la adopción de medidas relacionadas con la protección del medio ambiente y sus recursos, así como por salvaguardar la salud humana. Las actividades del proyecto se enlazan con el séptimo Objetivo de Desarrollo del Milenio que intenta “Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente” y propone como indicador el consumo de sustancias agotadoras de la capa de ozono, lo cual se enmarca dentro del Plan Nacional de Desarrollo (PND) de la República de Costa Rica vigente durante el 2014, en el que se propicia el desarrollo ambientalmente sostenible, de tal forma que se satisfagan las necesidades humanas básicas sin comprometer las opciones de las generaciones futuras.

Con base en los últimos hallazgos en torno a las sustancias que impactan de una forma negativa sobre la atmósfera terrestre, la Oficina Técnica del Ozono del Ministerio de Ambiente y Energía, conjuntamente con los Ministerios de Agricultura, Relaciones Internacionales, Salud, Educación  y Hacienda, apoyan los esfuerzos del Protocolo de Montreal para eliminar gradualmente el uso de sustancias hidroclorofluorocarbonadas (HCFC), así como de las hidrofluorocarbonadas (HFC), que han estado siendo utilizadas como sustitutos de las sustancias con un mayor potencial de agotamiento de ozono en las últimas dos décadas. Esta iniciativa responde a una propuesta de Costa Rica por llegar a ser “carbono neutral” en el marco de la Agenda de Cambio Climático propuesta por el PND como una prioridad por atender.

Legislación

  • DE-35676-S-H-MAG-MINAET. Reglamento de control de sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO) de acuerdo a la ley N° 7223 y sus enmiendas. Año 2010.
  • DE-37614-MINAE. Reglamento para implementar un mecanismo de cuotas de importación para la eliminación gradual del uso de HCFC listados en el grupo I del anexo C del Protocolo de Montreal. Abril 2013.

Taller Inventario nacional de sustancias alternativas a las sustancias agotadoras de ozono (SAO)

En el siguiente link, podrá tener acceso a los documentos presentados en el taller.  Ver aquí...


 

Proyectos vigentes

Información general

  • Nombre completo del proyecto: “Eliminación sostenible y respetuosa con el clima de las sustancias que agotan el ozono”
  • Donante: Unión Europea
  • Presupuesto: $200,000
  • Periodo de implementación: Setiembre 2019 - abril 2021
  • Socios
  • ...

Información general

 

  • Nombre completo del proyecto: Plan de Eliminación de HCFC en Costa Rica
  • Donante: Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal 
  • Presupuesto: $560,000 USD presupuesto total
  • Periodo de implementación: Febrero 2013- Diciembre 2020
  • ...

Información general

  • Nombre completo del proyecto: Desarrollo de una Estrategia Nacional de Distritos de Frío en Costa Rica, para Mejorar la Eficiencia Energética y Reducir las Emisiones de Efecto Invernadero.  (DFCR)
  • Donante: Kigali Cooling
  • ...

Información general

 

  • Nombre completo del proyecto: Fortalecimiento Institucional de la Oficina Técnica del Ozono, Fase XIII.
  • Donante: Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal 
  • Presupuesto: US$ 179.857,00
  • Periodo de implementación: Junio 2020 – Mayo
  • ...

Recursos relacionados

Legislación

Enlaces de interés

Derechos Reservados © Digeca 2021