Consejos de consumo sostenible para adquirir cosméticos y productos de aseo personal

Ser un/a consumidor/a sostenible es una decisión personal. Tiene que ver con cambios de hábitos y una visión más sensible ante los temas ambientales y sociales. Es tanto un desafío individual como colectivo.  Sea parte de este esfuerzo.

Cosméticos y perfumes:

Los cosméticos y productos de aseo personal son bienes que se han convertido en artículos de uso ordinario en la sociedad moderna. Sin embargo, cada vez ser hace más importante tomar decisiones responsables a la hora de adquirir este tipo de productos. En este momento usted puede estarse preguntando: ¿Porqué es importante tomar una decisión de compra responsable de estos productos? Bueno, la respuesta es sencilla, la industria de los cosméticos y productos de aseo personal puede ser muy contaminante, así que con su decisión de compra puede ayudar mucho al ambiente. Adicionalmente, algunos cosméticos pueden eventualmente afectar su salud.

Consejos para evitar el uso de plásticos de un solo uso:

Para conocer más de este tema, consulte nuestra ficha en la siguiente dirección:

http://www.digeca.go.cr/consejos-de-consumo-sostenible-para-evitar-los-plasticos-de-un-solo-uso

 

Antes de la compra o el uso:

  • Rechace las compras compulsivas de cosméticos y productos de aseos personal. Compre realmente lo que necesite.  
  • Enseñe a los niños a que rechacen los productos que no son necesarios.
  • Incentive la compra de productos de origen natural y de ser posible producidos de manera orgánica, evitando el consumo de sustancias sintéticas. Así como de materiales genéticamente modificados.
  • Prefiera a aquellas empresas u organizaciones que tienen programas de recolección de los envases vacíos.
  • Escoja productos de empresas que se encuentren cerca de su lugar de residencia. Así ayudará a disminuir la huella de carbono de los productos que adquiera y con eso estará ayudando al clima mundial.
  • Prefiera a las empresas que cuantifican y compensan de alguna forma su huella ambiental.
  • Prefiera productos de empresas que no hacen pruebas con animales (existe un sello que indica cuando un producto no ha sido probado en animales) o que no contengan productos procedentes de animales, en especial aquellos que son elaborados con productos de animales silvestres como la grasa de foca.
  • Prefiera los productos de empresas responsables, que tienen programas para comenzar el impacto ambiental de sus productos, que tienen programas de voluntariado para mejorar el ambiente o que tienen programas sociales para ayudar a las comunidades vecinas a sus empresas o a comunidades vulnerables. Igualmente, valore a las empresas que tengan certificaciones ambientales serias. 
  • Trate de informarse como consumidor acerca de las políticas sociales y ambientales de las marcas que usted consumen con mayor frecuencia (programas de responsabilidad social, certificaciones ambientales, etc.). Prefiera aquellos productos que den indicaciones claras de la forma en la que son fabricados, el lugar de fabricación y obtención de las materias primas.

Durante la compra o el uso:

  • Elija la compra de productos con envases o empaques reutilizables o que usen materiales reciclados o biodegradables, por ejemplo, empaques con estructuras de cartón, tapas de bambú, aluminio, etc.
  • Compre aquellos cosméticos o perfumes que contengan mayoritariamente productos naturales renovables (al menos el 95 % de sus componentes, lo que concuerda con estándares internacionales).
  • Prefiera aquellos cosméticos o productos de aseo personal elaborados con productos naturales renovables, si le es posible, apoye a aquellos que den evidencia de provenir del comercio justo o de elaboración artesanal.
  • Que los productos no contengan sustancias químicas que puedan afectar al ambiente o a la salud, tales como: siliconas, fenoxietanol, nitrosaminas, aminas cuaternarias, colorantes y fragancias artificiales, derivados de petróleo (parafinas, petrolato, acrilamidas, cera micrcristalina, PEG, PPG), tensoactivos aniónicos (sulfatos, lauril sulfatos), disruptores endocrinos (compuestos de aluminio, triclosan, triclocarban, ftalatos, bronopol, parabenos, xenoestrógenos, PCP), benzofenona, clorfenesín, ácido benzoico, hidroquinonas, ácido bórico y borato de socio, EDTA, TEA, MEA, DEA, tolueno, formaldehido, urea, productos con yodo, bromo o cloro, bifenilos policlorados, nanopartículas (se absorben por la piel).
  • En el tanto en que le sea posible, escoja los productos que no contengan materias primas de origen animal.
  • Prefiera aquellos desodorantes que no contengan propelentes (aerosol), ya que muchos de los propelentes utilizados potencian el calentamiento global.
  • No consuma los productos de empresas que promueven estándares de belleza idealizados.
  • Si usted es una persona de piel sensible, evite la compra de productos a aplicarse sobre la piel que contengan alérgenos tales como el gluten.
  • Escoja productos cuyos envases sean elaborados con material reciclado, renovable o en su defecto, que sean envasados en envases reutilizables. Procure que vengan en envase de vidrio; de esa forma la sociedad podrá seguir utilizando el material indefinidamente. Rechace los envases de un solo uso, en especial si son de plástico derivado del petróleo.
  • Si el producto a comprar viene en envase plástico, prefiera aquellos que se envasan con materia prima a base de bioplásticos, ya que estas sustancias se descomponen en el ambiente.
  • Escoja productos que minimicen el uso de empaques, en especial los empaques de plástico.
  • Prefiera el consumo de productos cuyo envase pueda ser reciclado, para que una vez finalizado puede ser incluido en la corriente de reciclaje.      
  • Escoja productos con envases que tengan tapas de material reciclado, reutilizable o renovable.
  • Prefiera aquellos productos que son producidos mediante una filosofía de economía circular, es decir, en donde se vuelvan a aprovechar todos los residuos y subproductos del proceso. Recientemente ya se comienzan a identificar los productos que acogen la economía circular.
  • Si tienen envases o empaques de papel o cartón, procure la escogencia de productos que incentiven su minimización. Que el papel o cartón provenga de papel reciclado o de plantaciones certificadas con un manejo sostenible.
  • No compre productos exfoliantes para la piel que contengan microplásticos. Prefiera los cosméticos que tienen exfoliantes naturales (azúcar, polvo de cáscara de nueces, arcilla, polvo de arroz). Para saber más sobre este tema, consulte nuestra ficha en la siguiente dirección: http://www.digeca.go.cr/consejos-de-consumo-sostenible-para-evitar-los-m...
  • No compre productos blanqueadores de los dientes que contengan microplásticos. Para saber más sobre este tema, consulte nuestra ficha en la siguiente dirección: http://www.digeca.go.cr/consejos-de-consumo-sostenible-para-evitar-los-m...
  • Prefiera aquellos productos que den indicaciones claras de la forma en la que son fabricados y el lugar de fabricación y obtención de las materias primas.
  • Si va a realizar compras en un comercio, lleve sus propias bolsas de tela (evite las bolsas de telas plásticas, porque al final de su vida útil también se convierten en un residuos que causa problemas al ambiente); rechace las bosas plásticas que le ofrecen en los comercios. Rechace el exceso de plástico de envoltura y el estereofón, que ya está prohibido a nivel nacional.
  • Evite la compra de cosméticos en envases muy pequeños, ya que colaboran con la proliferación de residuos en el ambiente.
  • Rechace todos aquellos productos que tengan autodeclaraciones ambientales o sociales. La mayoría son formas de “Green washing” o “maquillaje verde”. Escoja productos que tengan certificaciones serias, en especial aquellas que son oficiales, ya que no tienen conflicto de interés.
  • Rechace los cosméticos y perfumes de contrabando, ya que en estos no se garantiza la calidad de lo adquirido y son frecuentes las adulteraciones, con efectos nocivos para su salud y el ambiente. Rechace aquellos productos “dudosos”.
  • Rechace todos aquellos productos cosméticos que contengan metales pesados (plomo, mercurio, etc.), como por ejemplo el thimerosal, metilmercurio, plomo en lápices labiales).  Si no está seguro del contenido de metales pesados de un producto, aplique el principio precautorio.
  • Use solo aquellas cantidades de cosméticos y perfumes que realmente necesite.  Evite el uso excesivo de estos productos.
  • Para aplicar maquillaje utilice brochas de materiales naturales o reciclables. para desmaquillarse o para aplicar productos de aseo personal escoja el uso de esponjas naturales como las konjac, evitando de esta manera la generación excesiva de residuos.

Sellos que puede buscar en los productos cosméticos o de aseo personal

Después de la compra o el uso:

  • Separe los materiales de plástico o de vidrio que se puedan reciclar y entréguelos a la recolección de residuos para reciclaje.

 

Recordatorio:

Recuerde utilizar los principios de la Química verde al comprar sus cosméticos y perfumes en el tanto en que le sea posible.

 

Si desea consultar más consejos de consumo sostenible para otros artículos, acceda a la página: http://www.digeca.go.cr/areas/consejos-para-consumo-sostenible

Acuérdese de aplicar siempre en sus compras el triángulo de la jerarquía de los residuos:

Derechos Reservados © Digeca 2019