País avanza en la gestión integral de Sustancias Químicas

  • Esta gestión posiciona a Costa Rica como uno de los pocos de la región centroamericana en hacer una gestión responsable de estas sustancias.
  • Ya se cuenta con una guía técnica, normativa y sistema de información
  • Iniciativa contribuye con el avance de la Política Nacional de Seguridad Química
  • Empresas de generación y distribución eléctrica  ahora cuentan con zonas seguras para el acopio con pisos impermeabilizados, con el fin de evitar la contaminación al suelo por derrame de estas sustancias, planes de gestión de PCB y personal capacitado.

Costa Rica es uno de los primeros países en la región centroamericana en contar con un procedimiento que permite la gestión integral de  sustancias químicas como lo son los Bifenilos Policromados-por sus siglas en inglés-(PCB). Estos son químicos sintéticos que se utilizaron en los aceites dieléctricos, contenidos en los transformadores, por sus capacidades en el aislamiento eléctrico, además de no ser inflamables y considerarse  buenos conductores de calor. Sin embargo, en los años 70’s se descubre que son muy nocivos para la salud y el ambiente; por ser un contaminante orgánico persistente (COP),  en el ambiente y se bio-acumula.

Gracias a esta iniciativa, en el país se logró la eliminación ambientalmente segura de 148 toneladas de PCB y plaguicidas obsoletos,  además de crear normativa, una guía técnica y un sistema de información, según se desprende del Informe de cierre del Proyecto “Manejo Integral”, el cual fue ejecutado por El Ministerio de Ambiente y Energía, (MINAE), por medio de la Dirección de la Gestión de Calidad Ambiental (DIGECA), con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Este proyecto contribuye con el avance de la Política Nacional de Seguridad Química, que tiene como propósito lograr la gestión integral de las sustancias químicas para reducir los riesgos a la salud humana y el ambiente.

Según explicó Shirley Soto, directora de Digeca, a la fecha, se tienen 134 000 equipos inventariados de las empresas eléctricas y un total de 2 260 equipos de los propietarios privados, incluidos en el sistema de información, de un total de 453 empresas registradas como propietarios ( privados e instituciones del estado), un 98% de los equipos de las empresas eléctricas registradas y un  58 % de los propietarios privados, todos ellos registrados en  DIGECA brindando información sobre sus inventarios. Todo ello, gracias a la implementación del Decreto Ejecutivo No. 40697 del 2017 y al  Reglamento para la identificación y eliminación ambientalmente segura de los PCB.

A partir de este esfuerzo, Celeste López, Viceministra de Gestión Ambiental  resaltó el esfuerzo que ha realizado el país que implementar esta normativa y reiteró que en adelante, el país tiene como sus principales desafíos en la gestión ambiental  adecuada de los PCB,  “el consolidar el proceso de monitoreo y control de las empresas privadas, instituciones públicas así como, las empresas distribuidoras y generadoras de energía propietarios de equipos que pueden contener PCB, y continuar con el apoyo técnico que se le ha venido brindando al propietario desde el año 2017 para completar sus inventarios y el proceso de identificación”.

El proyecto contó con la participación de las empresas de generación y distribución eléctrica (propietarios de más del 98% de los equipos del país y que pueden contener PCB), las cuales decidieron ser parte de este esfuerzo nacional. Participaron: Instituto Costarricense de Electricidad, Compañía Nacional de Fuerza y Luz, Coopealfaroruiz R.L., Empresa Servicios Públicos de Heredia S.A., Coopesantos R.L, Coopelesca R.L., Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago y Coopeguanacaste.

Otro de los logros que contabiliza la regulación, es que las empresas del sector eléctrico cuentan con: instalaciones con zonas seguras para el acopio con pisos impermeabilizados para evitar la contaminación al suelo producto de algún derrame de estas sustancias, planes de gestión de PCB en ejecución y personal capacitado.

Recientemente, se integraron al proyecto el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental de la Universidad de Costa Rica, el Instituto Regional en Estudios en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional y laboratorios nacionales que ofrecen servicios de análisis de PCB por medio de cromatografía de gases.

Esta iniciativa también se suma al trabajo que viene haciendo el país por cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), específicamente en una de las metas del objetivo 12, sobre Producción y Consumo Sostenible, la cual plantea “lograr para el 2020 la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales, convenios, y reducir de manera significativa su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de reducir al mínimo sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente”.

Para atender esta problemática, a nivel mundial se estableció El Convenio de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP); un acuerdo internacional que regula el tratamiento de varias sustancias tóxicas, entre las que destacan los PCB. Por ello, con esta iniciativa  también  se aportó al cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por el país en este tema.

Sin embargo,  aún hay en el mundo cantidades gigantescas de equipos y aceites contaminados con PCB puro y también por contaminación cruzada.  De ahí la necesidad de promover una gestión segura de estas sustancias y cuando corresponde reducir y eventualmente eliminar, existencias de equipos y aceites de manera que se pueda prevenir una potencial contaminación que afecte el ambiente y la salud con el fin de  garantizar un futuro sin PCB.

Área

Etiquetas

PCB
Derechos Reservados © Digeca 2020