MINAE capacita a comunidades de Abangares sobre riesgos que conlleva el uso del mercurio

  • Objetivo es tratar de eliminar este elemento en la actividad de Minería Artesanal y en Pequeña Escala (MAPE) en ese cantón de Guanacaste.
  • Plan, que se desarrolla desde 2020, se reforzará con campaña en medios de comunicación, redes sociales y WhatsApp, a fin de educar e informar sobre las graves consecuencias a la salud y al ambiente de la mala praxis en esta actividad.
  • Convenio de Minamata sobre Mercurio -suscrito por Costa Rica en 2016- establece la necesidad de eliminar cuatro prácticas que están identificadas como las más contaminantes en la minería artesanal y en pequeña escala.

Abangares, Guanacaste. Con el fin de evitar las afectaciones a la salud y a la calidad de vida de grupos de población vinculados con la minería, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) lidera un proceso de capacitación y trabajo conjunto con las comunidades de Abangares, buscando eliminar el uso del mercurio por parte del sector de Minería Artesanal y en Pequeña Escala (MAPE) en Abangares.

El proyecto -ejecutado desde el 2020 por la Dirección de la Gestión de la Calidad Ambiental (DIGECA)- elaboró una serie de materiales como videos y afiches, para crear conciencia sobre el riesgo a la salud y la afectación al ambiente producidas por esta actividad. En ese sentido, se hace énfasis en los grupos vulnerables a los efectos de esta sustancia que son las mujeres embarazadas, niños, niñas, trabajadores de la MAPE y habitantes de comunidades cercanas.

Este esfuerzo cuenta con el apoyo, además, del Ministerio de Salud y sociedad civil y surge en el marco del proyecto Plan Nacional de Acción sobre Minería Artesanal y en Pequeña Escala (MAPE), el cual inició en el 2020 con el objetivo de impulsar mejores prácticas en la Minería Artesanal y en Pequeña Escala en Costa Rica, por medio de impulso a estrategias de salud, pública, regulación, minería, ambiente y desarrollo socioeconómico.

Al respecto, Rolando Castro, viceministro de Energía y Gestión de Calidad, recordó que Costa Rica suscribió en 2016 el Convenio de Minamata sobre Mercurio, mediante el cual se comprometió a reducir y en la medida de lo posible eliminar el uso del mercurio en la actividad de minería artesanal y de pequeña escala, que se concentra en nuestro país principalmente en el cantón de Abangares.

El jerarca comentó que un paso fundamental para alcanzar este objetivo es “crear conciencia sobre el riesgo a la salud y la afectación al ambiente que producen las malas prácticas que se realizan en este sector”, insistiendo en la necesidad de iniciar un cambio tecnológico en la actividad minera a pequeña escala, mejorando así la salud de las personas y la calidad del ambiente.

Con los distintos mensajes de la campaña se explica cómo dentro de estas malas prácticas las personas quedan expuestas a respirar, tocar o hasta consumir alimentos con mercurio, lo que puede producir una serie de afectaciones a la salud como dolores de cabeza, temblores, insomnio, pérdida de la memoria y en el caso de mujeres embarazadas, podría afectar el desarrollo normal del feto.

La Primera Dama de la República y coordinadora de la Región Chorotega, Claudia Dobles, agradeció el trabajo del Ministerio de Ambiente y Energía para desarrollar esta capacitación, pues según dijo se trata de un acompañamiento que, desde el gobierno de la República, esperan que se traduzca en un equilibrio en la salud de las personas que se dedican a esta labor y al cuidado de la naturaleza.

"La Región Chorotega contará ahora con material de vital importancia que propone transitar hacia mejores prácticas, entre ellas la trituración y concentración de materiales, uso de dispositivos de captura de mercurio, realizar el proceso de extracción en áreas lejos de zonas residenciales y la eliminación del mercurio antes de aplicar el cianuro, todas ellas con el objetivo común de eliminar o reducir al máximo la exposición al mercurio", agregó.

La información, además de ser compartida en redes sociales y medios de comunicación local, será utilizada en procesos de capacitación para estas poblaciones.

El viceministro de la Presidencia de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, Randall Otárola, destacó el trabajo desplegado por la institucionalidad para atender asuntos relacionados a la minería artesanal, “hemos estado en seguimiento constante en las demandas asociadas de esta población”, dijo.

Convenio de Minamata sobre Mercurio. Costa Rica, que suscribió el Convenio de Minamata en el año 2016, está comprometida a reducir y en la medida de lo posible eliminar el uso del mercurio en la actividad minera, la cual se concentra principalmente en Abangares. 

De ahí la importancia de estos esfuerzos de capacitación y sensibilización que se están llevando a cabo, en aras de fortalecer estos compromisos internacionales.

El convenio de Minamata sobre Mercurio establece la necesidad de eliminar cuatro prácticas que están identificadas como las más contaminantes en la minería artesanal y en pequeña escala (MAPE). Se trata de:

  1. Amalgamación del material en bruto que consiste agregar mercurio a todo el material extraído de la mina sin concentrarlo previamente, lo que reduce el rendimiento del proceso y genera mayor cantidad de residuos contaminados. 
  2. Quema de la amalgama sin retorta, con el objetivo de separar el oro del mercurio sin un mecanismo que lo capture, lo que ocasiona contaminación en el aire. 
  3. Hacer este proceso (quemado de la amalgama) en zonas residenciales donde se exponen a poblaciones vulnerables. 
  4. Cianuración de material contaminado con mercurio. Se refiere a intentar recuperar el oro que no se capturó en el proceso de amalgamación con mercurio agregando compuestos de cianuro a este material residual, también conocido como lamas; esta práctica hace el mercurio sea más fácilmente disponible para microorganismos y que pueda entrar en la cadena alimenticia.

La ejecución del Plan Nacional de Acción sobre Minería Artesanal y en Pequeña Escala (MAPE) ha estado a cargo de MINAE por medio de la DIGECA de forma coordinada con la Dirección de Geología y Minas (DGM), la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) y la Dirección de Protección Radiológica y Salud Ambiental del Ministerio de Salud. 

Se implementa gracias al apoyo financiero del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y del Centro Coordinador del Convenio de Basilea, Centro Regional del Convenio de Estocolmo para América Latina y Caribe con sede en Uruguay (BCCC-SCRC).

Área

Etiquetas

Derechos Reservados © Digeca 2022