Quinto Informe de Calidad del Aire de la GAM 2012

La evolución de las sociedades modernas se ha caracterizado por un uso intensivo de los recursos naturales y una degradación sostenida del medio ambiente, de la cual el aire ha sido una víctima más. Las necesidades de desarrollo de infraestructura, los patrones de movilización en centros urbanos, la creciente demanda energética, la falta de planificación urbana son solo algunos de los factores de presión que están originado la emisión de importantes cantidades de contaminantes al aire en país desarrollados, pero especialmente en aquellos que se encuentran en vías de desarrollo.

En la última década, se han presentado numerosos estudios que evidencian que los contaminantes atmosféricos tienen efectos adversos no sólo en materia de salud pública sino también en afectaciones a los ecosistemas y otros recursos materiales. Diversos estudios epidemiológicos han permitido elaborar índices de riesgo que relacionan los cambios en la concentración de contaminantes, primarios y secundarios del aire, con afectaciones a la salud. Por otra parte, estudios toxicológicos de laboratorio han sustentado la casualidad de la mayoría de estas relaciones, demostrando los efectos nocivos de contaminantes en cultivos celulares y animales de laboratorio. Incremento en enfermedades cardiovasculares y respiratorias, en mortalidad, en el uso de servicios médicos y en días de productividad perdidos son algunos de los efectos que se han asociado a la contaminación del aire.

Ante este panorama resulta de vital importancia la toma de decisiones en materia de política pública y la formulación de estrategias orientadas a la protección de la población contra los efectos dañinos de la contaminación. Para facilitar este proceso de toma de decisiones, el establecimiento de normas de calidad del aire y la evaluación de la eficiencia de las acciones emprendidas, requieren de la vigilancia sistemática del estado que guardan las concentraciones de los contaminantes del aire en los principales centros urbanos del país. De esta forma el monitoreo de la calidad del aire permitirá no sólo evaluar la distribución espacial y temporal de los contaminantes sino el estudio de las tendencias de los mismos.

Es ineludible la responsabilidad de pasar de las palabras a los hechos, Costa Rica cuenta, en materia de calidad del aire, con información derivada del monitoreo de contaminantes e inventarios de emisiones que puede permitir el desarrollo de planes para la mejora sostenida de este recurso.

El presente documento muestra los resultados del monitoreo de la calidad del aire realizado durante el año 2012. Todas las instituciones involucradas en la comisión para mejorar la calidad del aire del Área Metropolitana del país, esperan que este documento sea un insumo orientador así como un punto de partida para iniciar el encausamiento de medidas tendientes a revertir el estado que guarda la calidad del aire en esta región de Costa Rica.

Categoría:

Etiquetas

Tipo de documento

PDF
Derechos Reservados © Digeca 2022