Desde el año 2007 nuestro país viene haciendo valiosos esfuerzos en materia de Producción más Limpia, destacando como su principal instrumento los acuerdos voluntarios.

Los acuerdos voluntarios de Producción más Limpia son instrumentos de gestión ambiental que comprenden un mecanismo de autorregulación a través del establecimiento de metas y compromisos de mutuo acuerdo entre el Gobierno y el sector privado. Esto con el fin de alcanzar un mejor desempeño social, económico y ambiental en el sector productivo.

Entre las acciones más comunes que se consideran en el marco de estos acuerdos están: llevar de manera sistemática registros detallados del consumo de agua en cada punto de extracción (acueducto, quebrada, naciente etc.), medidas de minimización de consumo y de contaminación del agua, la disposición adecuada de los residuos sólidos y líquidos, manejo y disposición adecuada de las aguas residuales.  También, se incluyen medidas de reducción de consumo de energía y la sustitución de combustibles fósiles a través de la generación de energías alternativas.  Hay otras acciones ambientales que están determinadas por la naturaleza de la actividad, como por ejemplo el control de olores entre otras.

¿Cuáles son los principios que rigen los AVP+L?

Son de carácter voluntario

Promueven el autocontrol y autogestión en las organizaciones

Se desarrollan de manera escalonada a lo largo del tiempo, son graduales

Contribuyen a fortalecer la autonomía en la gestión de manera coordinada.  

Se trabaja y fomenta la siguiente triada:

confianza-veracidad de la información-confidencialidad

Son complementarios con la legislación vigente

Se orientan a trabajar en la prevención de la contaminación

Fomentan la responsabilidad empresarial por sus emisiones

Promueven la innovación en los procesos productivos

Estimulan la cooperación público-privado desde otros criterios

Propician la equidad al interior de los sectores empresariales

 

 

Ventajas de la firma de AVP+L

Para el sector empresarial

  • Mejorar su competitividad al incorporar las variables ambiental y social en sus procesos productivos.
  • Reducción de costos de producción (uso racional de energía y agua; disminución de insumos al incorporar P+L; disminución en el uso de agentes contaminantes)
  • Mejora de la imagen pública de las empresas firmantes.
  • Cumplimiento de la legislación en primera instancia y sobrepasarla al generar condiciones de autorregulación, ya que se impulsan los procesos de mejora continua en los procesos productivos.
  • Mejora las relaciones de la organización con las comunidades vecinas.
  • Mejora de la coordinación con los entes reguladores.
  • Fortalecen los sectores productivos que participan en los acuerdos.

Para las instituciones del Estado

  • Favorece los procesos de coordinación interinstitucional generando sinergias en la gestión estatal.
  • Son instrumentos de gestión que permiten la complementariedad de política estatal y legislación vigentes.
  • Permite generar procesos de prevención en la gestión productiva ya que los recursos destinados al comando y control disminuyen.  En este sentido, es importante señalar la promoción de la autorregulación en los sectores productivos.

¿Cuáles son las fases que contempla el desarrollo de los AVP+L?

1. Suscripción

  • Evaluación del acuerdo y negociación
  • Diagnóstico base de la empresa o asociación.
  • Definición de metas y cronograma
  • Firma de Acuerdo Voluntario en producción más Limpia (AVP+L)

2.Implementación

  • Seguimiento. Se elabora la herramienta que considera los indicadores para el seguimiento del avance de cada meta.
  • Coordinación
  • Evaluación/es intermedia/as
  • Evaluación final

3. Reconocimiento

Al finalizar el plazo del acuerdo, se hace una evaluación de la organización y si se cumplieron las metas, se le otorga un reconocimiento. Inicia el proceso, nuevos acuerdos, nuevas metas. Se propicia la mejora continua.

Derechos Reservados © Digeca 2020